logo

Suscribete a esta pagina al final de la web, para enterarte de cada actualizacion.

 

Ecuador. Baños de Agua Santa.

 

El Domingo cargamos todos los bártulos con Marco y dado que yo ya había recorrido toda la costa y parte de la sierra para no repetir, decidimos ir hacia la selva que ninguno conocía, aparte ya teníamos el contacto del club que nos recibiría por allá, pero no estábamos cerca y había que atravesar la cordillera, así que partimos con la intención de llegar a Baños de Agua Santa, un lugar que esta pasando la cordillera, ya bajando hacia la selva, la ruta que hicimos fue genial, con partes calurosas, otras frio y niebla, lluvia, esos caminos que tienen todos los condimentos de Quevedo a Baños por Latacunga, pasando Ambato y después de casi todo el día sin comer paramos en una panadería a comer unos pancitos como para mitigar el hambre y seguimos rumbo a Baños ya cayendo el sol, pasamos la pequeña ciudad y como siguiendo alguna especie de instinto o fuerza desconocida, buscando algún río, algún lugar donde acampar gratis por ahí, vimos un cartel que decía cascada y preguntamos si por allá podíamos acampar nos dijeron que había un alemán allá arriba que a lo mejor podíamos hablar con el, decidimos probar suerte y allá fuimos.

 

Llegamos al final del camino y se encontraban dos entradas una de ellas la de una hostería y café el Alemán, ingresamos por ese camino y en una curva vimos la cascada, un paisaje increíble, la cascada era realmente hermosa y nos pareció que en esa curva podíamos acampar, a mi se me ocurrió ya que estábamos dentro del predio del Alemán, pedir permiso para acampar en esa curva, aparte si algo he aprendido en el viaje es que hablando con la gente se pueden lograr cosas mejores, así que seguimos al camino hasta llegar al café, ahí conocimos a Dietrich y Regina, justo en ese momento se largo a llover mientras le contábamos un poco de nosotros y pedíamos permiso para acampar, para nuestra sorpresa nos ofrecieron que acampáramos en un garaje techado sin costo alguno ya que con la lluvia y de noche se complicaría armar la carpa a la intemperie, contentos porque ya habíamos conseguido donde pasar la noche y porque el lugar parecía ser increíble armamos campamento….

 

 

Al otro día confirmamos nuestras sospechas, estábamos en un paraíso, el lugar parecía una especia de Rivendell del Señor de los Anillos, la edificación del café y la hostería tenia una calidez y una magia increíble, mucha madera, mucha piedra, mucho vidrio, mucha pero mucha vegetación en la misma construcción ya que se edifico respetando la naturaleza del lugar, muchos árboles, mucho verde y la vista de la cascada que era realmente de película.

 

2

 

3

 

 

 

Decidimos salir a caminar hacia la cascada, debíamos ver mas de cerca esa belleza natural y hacia allá fuimos, acá algunas fotos…

 

4

 

5

 

6

 

7

 

8

 

9

 

10

 

11

 

Se hace el Fachero el narigon!! jaja

12

 

a ver si me sale...

13

 

14

 

15

 

17

 

 

18

 

19

 

20

 

21

 

22

 

23

 

24

 

25

 

26

 

27

 

28

 

29

 

30

 

31

 

Despues de trabajar como negros en cuatro patas limpiando canaletas, acarreando bolsas de arena por la montaña, un buen baño al final revitalizaba.

 

Foto Tomada por Marco

1

 

 

Al volver decidimos hablar con Dietrich a ver si nos dejaba quedar mas tiempo y nos daba comida también a cambio de trabajar en el lugar, accedió así que contentos porque nos quedaríamos mas tiempo en ese hermoso lugar, el trabajo el primer día consistía en limpiar unas canaletas en el medio de la montaña en cuatro patas rasqueteando la canaleta y a machetazos abriéndonos camino, a pesar del trabajo nos divertimos bastante con el Jeton, los desayunos eran una cosa increíble, de hotel 5 estrellas, una mesa enorme llena de comida, frutas, juegos, café, etc, una locura lo que mas disfrutábamos eran los desayunos, otro día nos toco acarrear unas bolsas de arena montaña abajo sobre piso mojado en el medio de la vegetación, muy patinozo y el peso y mi espalda sufrieron bastante, ya no dábamos mas, pero pasamos unos días increíbles con Dietrich Regina y su hijo Oliver, con el que hicimos algunas fogatas y pasamos algunos buenos momentos, realmente disfrutamos mucho de Baños, si alguien tiene la oportunidad de visitar Baños ni lo dude y mas aun si puede conocer la cascada y el café Aleman, el próximo destino seria Puyo, sede de los Selva Raiders….

 

..

 

 

comments powered by Disqus