logo

Suscribete a esta pagina al final de la web, para enterarte de cada actualizacion.

 

Colombia, Turbo - Carti, Panama.

 

Llegamos a Turbo los tres, Franco alias el Enano por su pronunciada altura, Marco alias el Jeton, porque Jetonea siempre, no sabe quedarse callado, como la ves que mando toda una ciudad a la mierda via facebook, jajaja y yo Alias El Gordo porque estos Qliaus me dicen asi aunque poco me agrade, si ya se, por algo será, asi fue como el Enano el Jeton y el Gordo vivieron 15 dias en los bomberos de turbo.

 

 

Que decir de estos 15 dias, la verdad tan mal no la pasamos, comiamos lo que podiamos ya que las monedas estaban contadas para cuando apareciera un vendito barco , nos bañabamos con un tarrito sacando agua de un tanque que juntaba agua de lluvia, los mosquitos estaban a la orden del dia, la ropa de moto del enano incluyendo sus botas de enduro era algo asi como el lugar predilecto de estos chupa sangre, a cierta hora tocaba refugiarse en las carpas ya que los mosquitos no dejaban a uno vivir, veiamos tele para pasar las horas, siempre algun documental de Discovery o alguna película, también había wifi, no nesecitabamos mas, los bomberos?...unos genios, al parecer ya estan acostumbrados ya que muchos viajeros han pasado por ahí, aunque dudo que allan vivido ahí tanto como nosotros, pero mi eterno agradecimiento a ellos por bancarnos tanto tiempo.

 

 

La rutina diaria era por la mañana ir al puerto a buscar barcos todos los dias, frente al puerto hay una vidrieria que se llama el Limazo, recomendación a todo viajero pasar por aquí preguntar por Pia o Jimmy ellos podran darle una mano con información y a encontrar algun barco ya que conocen a todos los capitanes, por otro lado yo tenia muchos datos de barcos y capitanes que ninguno sirvio o porque no estaban en Turbo o sarpaban en un mes o estaban en el mar o en Panama o Visitando a su Familia o de vacaciones o de o de o de, es al vicio que les pase todos esos datos ya que lo mejor es estar ahí y buscar el barco in situ y negociar y renegociar hay que pelear el precio todo el tiempo, visitamos oficinas he hicimos mil llamadas, pero no nos gano la desesperación, pasaron los días y mas días, no digo que allá sido fácil, pero cuando tienes claro que lo que queres es cruzar sea como sea y que nada va a frenar tus ganas y aunque por momentos llegas al delirio de pensar en ponerle flotadores a la moto y cruzar a remo o como sea, pero con la idea fija, no bajamos los brazos nunca, así fueron pasando los días yendo y viniendo, ya en el puerto nos conocían todos prácticamente y todo el mundo sabia que queríamos un barco, desde el panadero o el de la tienda todos sabían que hacíamos ahí, después de días un día llego el Tano, que aunque no estaba siempre negociábamos por cuatro ya que sabíamos que caería tarde o temprano, asi se sumo a la ranchada en los bomberos el Tano, ya no nos levantábamos tan temprano ya todos sabían que buscábamos barco si aparecía nos enteraríamos asi que salimos a conocer algunas playas cercanas, un día festejamos el año de viaje mío o de Marco ya ni me acuerdo, creo que era el de Marco el mío lo festejamos en Baru si no me equivoco, días mas días menos cualquiera era una buen excusa para comerse un pollo asado y beber alguna bebida espirituosa aunque el bolsillo enflaqueciera en el intento, así fue como un día apareció Chuqui!! Muñeco Maldito y Bendito a su ves, un tipo que no inspiraba toda nuestra confianza pero era la mejor opción que teníamos y no la desaprovecharíamos, su barco de madera del ancho de un automóvil y del largo de unos tres autos, con un techito de un par de metros de lona que supongo daría algo de sombra al capitán, este barco se veía tan fuerte como una cáscara de nuez en el mar en una noche de tormenta, transportaba bananas que descargaría en las islas de San Blas y era nuestra mejor opción, teníamos como máximo cada uno 300 dólares, pero las negociaciones empezaron en 400 o mas, debíamos llegar a nuestra cifra sea como sea, propusimos trabajar en el barco descargando las bananas y después de convencerlo con la verdad porque era todo lo que teníamos accedió a llevarnos por ese precio, al día siguiente deberíamos cargar las motos a la 17hs, así que volvimos a los bomberos a acomodar todos las bártulos y a prepararnos para lo que tanto habíamos anhelado , Cruzar!!.

 

 

Al día siguiente a la hora indicada ya estábamos en el puerto con todo descargado listo para subir las motos y los bagajes al barco, por varias razones se demoro todo y terminamos cargando todo de noche, ...lo que fue cargar esas 4 motos!!!!, lo bueno que éramos 4 lo cual era bueno ya que no debíamos pagarle a nadie para subir las motos si no que lo haríamos nosotros, después de un rato….... ver como el barco se separaba de la orilla cada ves que intentábamos subir una moto en alza o cuando la rodábamos por una biga de madera, con la posibilidad de que cayeran al mar o los momentos en que debíamos bajar dentro del barco las motos desde la altura del barandal, fueron momentos de suspenso pero todos a full cuidando cada moto, logramos acomodar las 4 motos, todos los bártulos que no eran pocos, baúles, bolsos, bolsas, atar todo lo mejor posible y encomendarnos a los dioses del mar que nuestras nenas llegaran a destino.

 

 

Nosotros debíamos volver a los bomberos caminando para dormir una ultima noche, para el otro día levantarnos temprano he ir al puerto a tomar una lancha a Capurgana, pasar una noche ahí y luego tomar otra lancha a Puerto Ovaldia en Territorio Panameño donde recién ahí nos podríamos subir al barco con las motos, eso como plan inicial, pero advertencia para los viajeros, todo plan que tengan puede transformarse en segundos en cualquier otra cosa…

 

 

Nos levantamos temprano y fuimos al puerto, vimos que el barco con las motos aun estaba en puerto esperando algún tipo de orden para salir, nos dijeron que el barco demoraría en salir pero que vallamos yendo para que no nos quedemos sin lanchas, así que fuimos sacamos los pasajes a Capurgana con muy pocas pertenencias, lo puesto por así decirlo, cuando ya estábamos en la lancha saliendo a mar abierto, en un puesto de salida le informan que debería volver al puerto de turbo, todos nos mirábamos preguntándonos porque se regresara?....ya llegando al puerto vemos desde la lancha como en el barco con las motos una serie de perros y oficiales armados revisaban las motos y la carga, ahí nos dimos cuenta al instante con solo mirarnos que el barco regresaba por algún tipo de problemas con nuestras motos o carga, al amarrar a puerto nos informan 2 oficiales que debíamos ir al barco con las motos!!...ahiiaia!!!...bueno allá fuimos…

 

 

Los oficiales a cargo nos informan que el barco no puede zarpar sin una revisión y dado a que nosotros teníamos las llaves de las motos y baúles nos hicieron regresar para que el barco pudiera salir, así fue como tuvimos que abrir los tanques de combustibles de las motos para que los revisen, abrir baúles, que los perros olfateen todo, a todo esto la gente de la lancha esperando que nosotros volviéramos para que pudiera salir, nos habrán amado! pero no podíamos hacer nada, ya un poco con miedo de que pudieran encontrar algo que no debiéramos tener o peor,  que nos pusieran algo que no era nuestro.

 

 

Después de que terminaran de revisar el problema suscitaba en que el capitán decía una cosa a los oficiales que no tenia ningún sentido para ellos, Chuqui decía que el Barco con las motos iba a Quibdo y que ahí las descargaría, nosotros al no tener la mas mínima idea donde quedaba Quibdo asentábamos, el capitán sabrá, suponíamos, el oficial insistía en que no tenia ningún sentido que fuéramos a Quibdo con las motos, resulta, después nos enteramos que el barco no tenia permiso para llegar a un puerto panameño para descargar 4 motovehiculos, entonces Chuqui decía que iban a Quibdo que esta en Colombia y se llaga a través de un rió a través de la selva del pacifico Colombiano, realmente no tenia ningún sentido, ya que 4 locos no teníamos nada que hacer en ese remoto lugar, al final y no se muy bien como o se convencieron de eso o dijeron bueno, sigan, buena suerte, valla a saber donde terminaran sus motos, le dieron el zarpe al barco y nosotros volvimos a la lancha después de haber pasado un mal momento sin entender nada, lo único que hizo esto fue generar mas sospechas sobre la seriedad de nuestro capitán, estaban las motos en su barco y quien sabe, talvez si iba a Quibdo y desaparecían nuestras motos, ya estábamos donados a la buena suerte así que maquinando ideas poco felices  la lancha salio rumbo a Capurgana.

 

 

El Mar estaba picado y ya se había echo tarde, y cuando digo que el mar estaba picado estaba mas que picado unas chicas que iban sentadas adelante nuestro y en el primer lugar ya lloraban del miedo ya que adelante es donde mas salta, te mojas menos que atrás pero salta que es un toro mecánico, nosotros como 4 nenes en una montaña rusa gritando y divirtiéndonos como niños, hasta que el barco en un momento se voltio de lado totalmente, la sensación fue que nos íbamos a la mierda y el barco se daba vuelta, en esa nos asustamos todos, inclusive el capitán!, paro los motores y nos hablo a todos, - El mar esta picado si seguimos esto no va a mejorar, o nos volvemos a Turbo o seguimos, ustedes deciden.

 


La Mitad del barco aterrados se querían volver, nosotros 4 y alguno mas queríamos seguir, si volvíamos luego nos atrasaríamos en encontrar el barco con las motos, asi que nosotros firmes que queríamos seguir, asi que pasamos las chicas atrás y nosotros nos fuimos adelantes a ponerle el pecho a las olas.

Continuamos en un loco viaje adrenalinico en lancha hasta que llegamos a Capurgana, una hermosa playa con aguas cristalinas y arena clara, el lugar estaba muy bonito inclusive para quedarse unos días pero no podíamos mas que una noche, asi que buscamos algún rincón de la playa para armar rancho y pasar la noche, nos entretuvimos en el mar, yo personalmente como sabrán me gustan los lugares abandonados y en este lugar hay dos hoteles en ese estado, casi completos, camas, colchones, frigo bar, etc, una pena ver lugares así pero fotográficamente muy buen lugar, lastima y lo digo con rabia, de algún modo perdí casi todas las fotos de este cruce, no tienen una idea como estaba cuando me di cuenta que no tenia esas fotos, y no solo las de los hoteles abandonados si no algunas muy buenas del barco, las motos cargadas, playas, islas, costas, selva, etc, etc y la recalcada conciencia de la lora!!!...pero bueno ya esta masticado y digerido, algunas pude rescatar con un programa especial de recuperación, pero bueno, ya fue…

 

 

Bueno de Capurgana debíamos tomar una lancha a Puerto Obaldia (Panama)…picadito el mar también, cuando llegamos nos revisaron hasta con perros, te hacen abrir todo, por suerte no teníamos muchas cosas ya que todo estaba en el barco, digamos que Colombia con su reputación de Drogas cuando salís de ese país supongo que por donde salgas te revisan todo, en fin luego de pasar el control ingresamos al pequeño pueblo que a falta de fotos describiré. Con una plaza al medio, muy simple, una cuadra hacia el mar y otras tres para arriba y dos para cada lado, acá todo el pueblo anda a pie o en bici, no hay automóviles hay una panadería, un par de tienditas, un par de pequeños restaurantes y gente casi isleña bueno comos si lo fuera ya que no es isla, si no parte del continente pero no hay carreteras para llegar, muy tranquilo el lugar para acampar en cualquier lado, algunos arman en la plaza la carpa, nosotros nos fuimos como a un callejón a una cuadra de la plaza pegado al mar, no tiene playa de arena, el mar rompe contra corales y mucha basura que trae el mar, la idea era mirar el mar todo el tiempo para ver cuando llegara el barco con nuestras motos que llegaría al día siguiente, así que nos acomodamos como pudimos…y al otro día…

 

 

El Barco llego, nos fuimos al pequeño puerto de vuelta, de nuevo los perros, de nuevo sacar todo para que lo revisen, nosotros estábamos listos para subirnos al barco y comenzar la aventura que serian unos diez días en el mar parando en todas las islas paradisíacas de San blas descargando bananas, hasta llegar al puerto de Carti donde ya hay Carretera, en fin… pero las cosas nunca salen como uno las planea y en cierta forma sabíamos que algo podía pasar porque cada viajero que cruzo este maldito tapón de Darien tiene una historia distinta para contar y nosotros no seriamos la excepción.

 

 

Resulta que las autoridades marítimas panameñas, no nos dejaron subir al barco dado que el mismo no tiene permiso para pasajeros si no solo mercante, mercadería, en este caso bananas, a pesar de que insistimos una y mil veces intentamos llegar algún tipo de acuerdo pero no hubo caso, estábamos varados en esta símil isla sin saber muy bien que hacer, nosotros ya habíamos pagado la mitad del viaje, la otra mitad la pagaríamos cuando desembarcáramos en Carti pero dadas las circunstancias hablamos con el capitán, digamos que el debería haber previsto esto, así que debería hacerse cargo de alguna manera de esto y aunque no le gusto mucho le dijimos que nosotros veríamos como llegar a Carti, pero que descontaríamos del costo total los gastos en lanchas que tuviéramos –Bueno, bueno después vemos dice…

 


Tampoco nos dejaron subir al barco a buscar algunas cosas ya que no estaba en los planes alejarnos tantos días de nuestras cosas, estábamos de ojotas (chanclas), Maya (Pantaloneta o traje de Baño) la carpa de Marco que es para 3 y éramos 4, y alguna que otra cosa mas, asi desde la orilla vimos como se alejaba el barco con nuestras motos y con nuestras esperanzas de viajar en barco, de conocer las islas de San Blas y quien sabe si veríamos de nuevo nuestras motos ya que si querían podían hacer desaparecer las motos y nunca encontraríamos al capitán de echo con toda la información confusa que se dio antes de salir de Turbo, digamos que no nos quedamos muy tranquilos pero mucho no podíamos hacer…

 

 

Volvimos a ingresar al Pueblo, otra ves los perros, otra ves revisada, otra ves adentro!...y ahora?...que hacemos!!...


Bueno, averiguar cuanto costaba una lancha a Carti, salía 100 dólares por cabeza innegociables, los teníamos pero descontarles 400 dólares de paga a Chuki el capitán del barco, supusimos que no le gustaría mucho, pero no había opción, aun asi el barco va muy lento y aun debía repartir todas las bananas asi que decidimos quedarnos donde estábamos, el destino, si creen en el o en algún dios de igual manera, tiene misteriosas formas de cambiar la historia, por el pueblo andaba dando vueltas in Yanki con su pareja, digamos que no es muy difícil hacer sociales en Puerto Obaldia hay poca gente y cualquier extranjero resalta, asi conocimos a Patrick y Dani resulta que era algo asi como un Biólogo y andaba buscando una planta extraña que solo se daba en el Darien, pegamos muy buena onda con esta pareja, nos invitaron unas cervezas y luego nos propusieron que los acompañemos en una caminata por el Darien, de Puerto Obaldia (Panamá) a Colombia con dos guías del pueblo que el ya había contratado para ayudarle a buscar esa planta, digamos que 8 pares de ojos ven mas que 4 pares, a cambio nos invitaría a comer, algunas cervezas, por un lado no teníamos nada que hacer, por el otro no nos sobraba ni una moneda para comer, de echo nos habíamos echo amigos de la Panadera que por cierto estaba hermosa, una morena afro descendiente, muy linda, lastima perdí esas fotos, que nos regalaba pan, así que no nos venia nada mal la propuesta y aparte teníamos una oportunidad única de conocer la selva de Darien por dentro con su exótica flora y fauna, realmente no era para desaprovechar, aun sin estar preparados para semejante traiking, no se olviden que estábamos de chanclas, yo tenia unas zapatillas de lona, la de la estrellita (tampoco le voy andar haciendo publicidad, jaja), que me habían regalado en Barranquilla, el Tano estaba con unas cross esas chanclas de plástico, bermudas, yo con mi pantalón de hilo ecuatoriano, sin repelente, pero bueno, ahí estábamos listos para la aventura, al día siguiente tempranito arrancamos.

 

 

Como carajo puedo describir las cosas que fotografié y que ya no tengo!! Que bronca, igual algunas rescate, pero fue una caminata muy buena, en la que vi flores y plantas que en mi vida había visto, insectos increíbles un Oso Perezoso, era un festín fotográfico pero bueno…me acuerdo y me amargo...


Caminamos y caminamos y no aparecía la planta en cuestión y caminamos y caminamos, nos sumergimos en una ollita en un rió cristalino para refrescarnos, pescamos a machetazos una cantidad sorprendente para el método de pesca, sobre todo los guías la tenían súper clara, en fin y como para no hacerla tan larga, nos hartamos de caminar, nuestros pies no daban mas por el inapropiado calzado y la planta nunca apareció, luego de caminar todo el día regresamos al pueblo Cenamos y tomamos muchas cervezas, cada ves que nos veía sin una lata de cerveza en la mano, te daba otra, como no encontramos la planta al día siguiente arrían otra excursión por otro lado del Darien, hacia una comunidad de los Kuna Yala en busca de la planta esta, me moría de ganas de ir también porque sabia que iba a ser aun mejor que la caminata que hicimos pero las zapatillas las destruí, inservibles quedaron, mis pies llenos de ampollas, los chicos estaban igual o peor el único que se animo fue el Tano, después me mostró fotos que había sacado y mas me arrepentí de no haber ido, ya que pudo entrar a esta comunidad aborigen y tomar muy buenas fotos, pero bueno, igual hubiera perdido las fotos junto con las otras, jajaja…

 

Alguna de las pocas fotos que rescate con un programa especial:

1

 

2

 

3

 

4

 

5

 

6

 

El Tano Tomando agua con una hoja...

7

 

8

 

9

 

10

 

11

 

12

 

13

 

14

 

15

 

16

 

 

 

 

 

Nosotros 3 nos quedamos descansando, haciendo sociales con otros turistas que estaban de paso, ya la isla no daba para mas después de 3 días ahí sentíamos la necesidad de avanzar y preferíamos llegar antes que el barco con las motos a Carti, aparte desconocíamos como era Carti, talvez nos esperaba algo mejor…pobre ilusos…aun así no quedo otra que pagar los 100 dólares cada uno de la lancha a Cardi que es una isla que esta a no mas de 1 kilómetro de Carti, nosotros queríamos que nos dejaran en Carti pero una ves en la lancha la gente nos decía que en Carti no había gran cosa, solo un restaurante caro y nada mas que en Cardi si hay tiendas y negocios para abastecernos, asi que después de mas de 12 horas de lancha, pasando por lugares increíbles, unos paisajes de islas, remansos en el mar, costas, bahías y me cago otra ves en las malditas fotos que perdí!!!, pero bueno, llegamos a Cardi y era un hormiguero era un trazo de tierra superpoblado, imagínense una villa o fabela insertada a presión en un pedazo de tierra de no mas de 100 por 100 metros, dentro miles de pasillos entre ranchitos de chapa, en principio no inspiraba mucha confianza por la idea de villa o fabela que uno tiene en la cabeza, pero después de unas horas ya no nos parecía tan peligroso, imagínense 4 extranjeros caminando por esos pasillos, yo me sentía como si caminara con un traje de astronauta o algo parecido ya que todo nos observaban, los kuna yala sobre todo las mujeres mayores ni siquiera saludaban algo cerradas en la comunicación, pero bueno les extraños éramos nosotros no ellos, caminando por ese laberinto nos pareció que nos seria imposible encontrar un lugar donde armar la carpa, preguntando nos mandaron a un colegio, donde estaban construyendo un techo, era el único lugar de tierra sin ocupar que había, así que pidiendo permiso armamos la carpa ahí, mientras dos se quedaban a cuidar las cosas otros dos salían a explorar esa maraña de pasillos en busca de alguna tienda donde por lo menos comprar pan, de los 4 había algunos que tenían mas plata que otros así que ya a esa altura nos prestábamos algunas monedas para poder comer, uno de los ranchito que estaba al lado de donde armamos la carpa, nos ofreció la posibilidad de que su mujer nos cocinara algo de arroz que nosotros teníamos, aceptamos de inmediato y así pudimos comer algo, no había mucho para hacer, así que temprano nos fuimos a dormir..

 

17

 

18

 

19

 

20

 

21

 

22

 

23

 

24

 

25

 

26

 

 

Al otro día alguien nos dijo que había visto un barco con unas motos pasar directo a Carti, corrimos hacia alguna orilla a ver si veíamos el barco pero no logramos ver nada, los cálculos de días no daban se suponía tardaría varios días mas en llegar nuestro barco con las motos, pero realmente no sabíamos si se había adelantado, así que decidimos que tendríamos que proveernos de comida (Pan) y cruzar al continente y sacarnos la duda de si era o no nuestro barco o caso contrario esperarlo ya allá. En la islita si eras extranjero te vendían las cosas 3 o 4 veces mas caras, así que nos hicimos amigo de un hombre que se encargaría de comprarnos al precio para los locales, recorrimos toda la isla en busca de pan, allí lo hacen ellos mismos y lo poco que hacen se acaba rápido, asi que conseguimos muy poco, este hombre no decía que al dia siguiente el tenia que cruzar a Carti, ya que el trabajaba como guardia o algo así en el puerto y que nos llevaría pan, confiamos en dejarles algo de dinero para que pudiera comprar y llevárnoslo al día siguiente, ya listos para cruzar fuimos a uno de los tantos pequeños muelles que tiene la isla a buscar una lancha, estuvimos horas esperando que llegara una ya que tienen horarios específicos en los que hacen el cruce, al fin llego una y cruzamos por 1 o 2 dólares a Carti, cuando íbamos llegando vimos que el barco con nuestras motos allí estaba!!!...fue un alivio tan grande ver nuestras motos, no se hacen un idea la felicidad que teníamos, bajamos corriendo de la lancha al muelle donde estaba el barco, la sonrisa se me fue rápidamente cuando veo que ya estaban bajando las cosas del barco y que la notebook del Tano estaba tirada en el piso, vi baúles abiertos, cosas revueltas, que paso??? Fue lo primero que le preguntamos a Chuki, nos contó que la policía marítima o como se llame, lo habían parado en medio del mar y le habían echo revisar todo, dado que nosotros teníamos las llaves, forzaron baúles para ver su interior, por suerte estaba todo, no parecía faltar nada, asi que mas que mal estábamos felices de ya estar en el continente con nuestras motos ya había terminado toda la odisea ya se acabarían las sorpresas……..o eso creíamos….

 

 

Bajamos las motos del Barco, Chuki esperaba que le pagáramos el resto, pero después de discutir un poco descontamos los 400 dólares de la lancha de Puerto Obaldia a Cardi y le dimos el resto unos 200 dólares de los 600 que restaban, ya con todo en tierra firme, nos dispusimos a cargar todo de vuelta en las motos, viendo y lamentando como se habían oxidado increíblemente las motos ya no nos quedaban fuerzas para afligirnos sobre esto ya estábamos en Panamá, una ves cargada las motos, sumamente felices filmamos como bajábamos del muelle con nuestras motos, pero las sorpresas nunca se acaban!!...

 

Llegamos!!

27

 

28

 

29

 

 

Al bajar del muelle unos señores, Kuna Yala ellos, quienes son los dueños de esas tierras y quienes administran esos muelles nos querían cobrar por el uso del mismo 20 dólares a cada uno que obviamente no teníamos, si esto fuese una película la escena siguiente seria la siguiente….

 

RECOMENDACION: Configurar el video desde la ruedita/engraneje que tiene youtube que figura abajo del video a la derecha, la calidad de video a una mayor 720hd por ejemplo y subir el volumen para escuchar la huevadas que se dicen!!

 

  

 

Si, si…tuvimos que limpiar toda la costa de la basura que trae el mar y que no es poca, algo que me llamo mucho la atención cuando íbamos en las distintas lanchas, es como los mismo kuna yala se tomaban una lata de gaseosa o cerveza y cuando la terminaban la tiraban por la borda como si nada, no podía creer que fueran tan sucios y no cuidaran su mar ya que todo ese territorio es de ellos, y por lo general los aborígenes en cualquier lugar por lo general cuidan sus tierras, la pachamama, acá no es tierra es mar pero es cristalino y hermoso como pocos y no lo cuidan me dio mucha tristeza ver eso y mas aun cuando nosotros teníamos que limpiar todo eso, estuvimos horas con pala, rastrillos y carretilla limpiando sus costas, a las 6 de la tarde supuestamente cerraban en la carretera un paso en el cual también debíamos pagar…ya cerca de la hora un hombre se nos acerco y nos dijo que habíamos limpiado demasiado para el costo que debíamos cubrir que ya nos podíamos ir, nos subimos a nuestras motos y huimos lo mas rápido que pudimos, tan rápido que el enano ni le puso los espejitos a la moto, ya que se los habíamos sacado para que no se golpearan en el barco…

 

 

El Camino que estábamos haciendo era algo así como una montaña rusa, jamás había echo una ruta igual, por suerte el puesto donde debíamos pagar para salir no había nadie y estaba abierto así que raudamente salimos, el camino continua súper sinuoso, subidas y bajadas, curvas cerradas y de todo tipo, solo le faltaba un luping y era una montaña rusa, una ruta muy buena, no creo haber echo una ruta mas loca, fabulosa!! Eso sumado a la abstinencia de moto que teníamos fue un verdadero placer hasta que veo un cartel de Cerveza que llamo mi atención, yo iba primero en ese momento, el cartel estaba en una curva yo aminore la velocidad y me quede mirando el cartel, quien venia atrás mió era el enano al que su cerebro también fue abducido por el cartel, imagínense después de estar horas trabajando limpiando la playa, creo que aunque fuese el ultimo dólar que tuviésemos todos estaríamos dispuesto a gastarlo en una cerveza helada, yo seguí mi marcha, pero el enano maldito se quedo como media hora mirando el cartel, el cual ya había pasado pero como no tenia los espejitos se quedo mirando para atrás sin bajar la velocidad, yo venia despacio para ver si frenábamos todos y nos tomábamos una cerveza, cuando miro por el espejito veo como la tornado del enano se acercaba y el no volteaba hacia delante, intente acelerar y tocar bocina para que se avivara pero fue demasiado tarde, me choco de atrás, no muy fuerte, pero lo suficiente para romper el baúl trasero y abollarme y sacarme de lugar uno de los baúles laterales, el golpe hizo que perdiera el equilibro y tontamente intente sostener la moto toda cargada para que no cayera al piso, obviamente no pude sostenerla pero hice que cayera mas lentamente al piso, ese esfuerzo por sostener la moto me repercutiría horas mas tarde en mi jodida espalda, bueno obviamente frenamos todos yo descargue todo acomode como pude los baúles para que no quedaran colgando, ya se hacia de noche, no nos tomamos la maldita cerveza y nos fuimos a buscar algún rió, algún lugar tranquilo donde acampar, ya que aun no sabíamos donde ir en la ciudad….pero eso ya es otro capitulo!!....Continuara!!...

.

 

Donde me choco Elena-no se me subio este bicho raro a la moto y no lo podia bajar!!....

30

 

 

 

comments powered by Disqus